sábado, 4 de octubre de 2014

Esta es la realidad en Zaragoza, la policía creando problemas entre los ciudadanos. Los ciclistas protestan porque es peligroso ir por la calzada y van por las aceras. Los peatones se quejan de que los ciclistas les molestan en las aceras. y mientras tanto la policía local que debería media y solucionar problemas hace culpables a los ciclistas que son atropellados en la calzada, incluso en pasos de peatones, obstaculiza y bloquea los carriles bici y multa a los ciclistas que van por la acera para salvar su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario